El equipo de investigadores del proyecto ALGAECAN visitó la planta de demostración del proyecto europeo All-gas, inaugurada esta semana en Chiclana de la Frontera (Cádiz). Esta planta es el resultado de siete años de trabajo de este proyecto que ha demostrado que es posible la producción sostenible a gran escala de biocombustibles basados en cultivos de microalgas de bajo coste que utilizan aguas residuales municipales como materia prima.

El proyecto All-gas está considerado como el mayor proyecto del mundo para obtener biocombustible a partir del cultivo de microalgas en aguas residuales, Los resultados de todas las fases del proyecto han demostrado que All-gas es un claro ejemplo  de economía circular, ya que un residuo (agua residual) se transforma de manera sostenible en materias primas con valor añadido, en este caso, biogas.

Al acto de inauguración acudió el Comisario Europeo de Acción por el Clima y Energía, el español Miguel Arias Cañete.

Visita inauguración planta demostración proyecto All-gas
Asistentes a la inauguración escuchan las explicaciones de los responsables del proyecto